Cerrar X

Información

Cuéntanos de tus proyectos

Thank you! Your submission has been received!
Oops! Something went wrong while submitting the form

Lecciones del millón de dólares

¿Cuál es tu intención en tu negocio?

¿Para qué tienes un negocio propio o porqué estás en camino a empezar uno?

¿Cuál es tu intención? ¿Qué esperas tener de todo esto? ¿Por qué lo haces?

Financieramente, la mayoría de las personas dice que el objetivo es hacer dinero, ¿sí o sí? Eso no es lo suficientemente específico. Si tienes intenciones flojas, ¿qué clase de resultados vas a tener? Resultados flojos por supuesto.

¿Qué esperas tener de tu negocio?
Si tienes intenciones flojas, ¿qué clase de resultados vas a tener?


En los deportes hay un equipo ganador y un equipo perdedor. En los negocios hay negocios buenos y negocios malos.

Tanto en los deportes como en los negocios, las bases son fundamentales. En básquetbol, por ejemplo, se necesita driblar, pasar y tirar. También implica defender, pero se resume básicamente en esas tres cosas. En los negocios, la mayoría de personas no conoce las 3 bases fundamentales para tener éxito en su negocio. Todos conocen algo sobre negocios, pero pocos aplican los principios básicos.

Si un jugador de básquetbol no conoce lo básico (driblar, pasar y tirar), estará en problemas al momento del juego. En los negocios, el 90% de las personas entran a jugar sin saber siquiera las reglas básicas clave para crear riqueza en su propio negocio, si quieren tener éxito.

La idea de nuestra empresa,Danay, es enriquecerte a través de tu negocio. Hay una diferencia enorme entre hacer algo para enriquecerse y hacer algo para vivir. ¿Sí o sí? Las reglas son diferentes, las bases son diferentes, pero la entrega es la misma o mayor.

Todos conocen algo sobre negocios, pero pocos aplican los principios básicos para tener éxito.


Lo que voy a decir es muy, muy simple, y de nuevo, yo creo en lo simple, porque lo simple es usable. SIMPLE es USABLE. Lo complicado es interesante, pero no es muy usable.

No te voy a enseñar una fórmula milagrosa o algo parecido, pero sí vas a encontrar los elementos clave sobre los cuales enfocarte, si quieres ser rico en tu negocio. ¿Sí o sí?

Las tres palabras más peligrosas son “YO SÉ ESO”. No me importa si ya lo sabes. Lo que quiero saber es si “TÚ HACES ESO”, que digas: “Yo hago eso constante y consistentemente, yo me enfoco en eso”.

Los principios del éxito aplican a cualquiera y a todos los negocios.

La mayoría de las personas ricas y exitosas piensan de la misma manera.

Las personas de negocios ricas tienen tres intenciones financieras. Vuelvo a los elementos básicos para crear riqueza en tu negocio. La mayoría de personas de negocios pobres, tienen una única intención: tener un ingreso para vivir.

Hay una gran diferencia entre ganar lo suficiente para vivir y ganar una fortuna.

Las 3 Intenciones Financieras:

1.     Producir un excelente ingreso por tu trabajo (salario).
2.     Crear un masivo ingreso pasivo.
3.     Construir el valor de tu compañía (este es el punto vital).

Construir el valor de tu compañía es lo indicado. Éste es uno de los elementos clave que nadie te dice cuando estás creando riqueza en tu negocio. Nadie habla de esto. Día a día, debes enfocarte en construir el valor, ¿de qué? De tu empresa.

Intenciones financieras:
1. Producir un excelente ingreso por tu trabajo.
2. Crear un masivo ingreso pasivo.
3. Construir el valor de tu compañía.


Si quieres tener una vida con ingresos decentes, toma un empleo decente. Un negocio no es el empleo de su dueño.

Los negocios son simples, pero no fáciles. Pero sabes qué, nada valioso es fácil. Si quieres ganar algo que valga la pena, nunca será fácil. Cualquiera que te diga que ganar es fácil, ya sea que está mintiendo, o sabe mucho más que yo, o ya pasó a través de toda la parte dura y difícil ¡y ahora ganar es fácil!

¡Tu turno! Toma acción ya mismo. Sé consciente de tu negocio, enfócate, y busca ayuda de personas que ya hayan pasado por la creación de un negocio y lo hayan hecho de manera exitosa. Recuerda, no importa lo que sabes, sino lo que haces.

Comparte esta información valiosa con tus amigos emprendedores.

Para tu éxito,
Danay.

Lecciones del millón de dólares