Cerrar X

Información

Cuéntanos de tus proyectos

Thank you! Your submission has been received!
Oops! Something went wrong while submitting the form

Lecciones del millón de dólares

¿Cómo te sientes ante la abundancia y ante la escasez?

¿Sientes culpabilidad porque tienes más de lo que necesitas? ¿Te preocupa que haya personas muriendo de hambre o enfermas mientras tú tienes comida y recursos?

Nuestras creencias sobre la abundancia o la escasez afectan directamente nuestro comportamiento en relación con el dinero o cualquier otra forma de riqueza. No me creas, míralo por ti mismo.

Puede ser que en donde te encuentres ahora mismo, sientas que no estás viviendo a tu máximo potencial, que estás rodeado de condiciones adversas y de que la mayoría de gente que está a tu alrededor lo que busca es aprovecharse de ti o robarte tus ideas. ¿Conoces a alguien que piensa de ese modo? Y si ese alguien eres tú...

El pensar "desde la escasez" normalmente nos aleja de nuestro objetivo, y nos limita a apoyarnos en otros y en lograr su colaboración. Pero no todo está perdido, y si estás leyendo esto ahora es por una única razón: ¡ya estás preparado para cambiara tu vida y dar un vuelco hacia la abundancia!

La preocupación, la culpabilidad o el juzgar a otros por lo que tienen (o carecen), son elementos que afectan nuestro estado de ánimo y nuestra vibración, es decir, la energía que proyectamos a los demás. Sé que has experimentado esto y sabes exactamente de lo que estoy hablando, ¿cierto? Y dime, ¿con quién te gusta más pasar el tiempo? ¿con personas negativas que se la pasan quejándose cada vez que tienen oportunidad, o con los que son optimistas y positivos frente a la vida y las adversidades?

Hay ganadores y perdedores. ¿A cuál grupo quieres pertenecer?

“Los Ganadores se ponen METAS.
Los Perdedores, EXCUSAS”


Es un hecho probado que los pensamientos dominantes en la mente se reproducirán con el tiempo en acción externa física, y en forma gradual se transformarán en realidad física. Esto es, que todo aquello que pensamos constantemente, pasa a formar parte de nuestra propia percepción de la realidad en la que estamos inmersos.

Por lo tanto, concentra tus pensamientos en la labor de pensar en la imagen de lo que pretendes ser, creando así en tu mente un retrato mental claro de ti, y ya en posesión de lo que te hayas fijado como tu objetivo.

Personalmente sé que a través del principio de la autosugestión, cualquier deseo que alimente con persistencia en mi mente, buscará con el tiempo expresión a través de alguno de los medios prácticos para alcanzar el objetivo que hay detrás de él. Por ello, hay que dedicar tiempo para exigir de nosotros mismos el desarrollo de la autoconfianza.

Algo que nos ayudará tanto a definir un objetivo, como a alcanzarlo, es poner por escrito con claridad una descripción de nuestra mira principal concreta en la vida, y nunca dejar de tratar de lograrla hasta que se haya desarrollado la autoconfianza suficiente para su logro.


Principios de Riqueza:
1. Fijar el objetivo y la cantidad exacta de lo que se quiere lograr.
2. Determine con exactitud lo que se propone dar a cambio (no se obtiene algo por nada).
3. Establezca la fecha concreta para su logro.
4. Crear un plan definido para llevar a cabo su deseo.
5. Escribir una manifestación clara y precisa que contenga los cuatro puntos anteriores.
6. Leer la manifestación dos veces al día.


Declaraciones:

-Me he dado perfecta cuenta de que ninguna riqueza o posición puede durar mucho, a menos que se levante sobre la verdad y la justicia. En consecuencia, no participaré en ninguna transacción que no beneficie a todos los que afecte.

-Tendré éxito en atraer hacia mí al personal que deseo utilizar y en lograr la cooperación de otras personas. Induciré a otros a servirme a través de mi buena disposición para servir a los demás.

-Eliminaré el odio, la envidia, los celos y el egoísmo, ofreciendo amor a toda la humanidad, porque sé que una actitud negativa hacia los demás nunca me traerá el éxito.

-Haré que los demás crean en mí, porque yo creeré en ellos y en mí.

-Tendré voluntad y poder de decisión. Jamás demorar las cosas.

-Tendré persistencia y voluntad para lograr mi objetivo. Ambas fuerzas son resultado directo del hábito.

Es la conquista más importante de todas, la que se levanta sobre nosotros mismos.


Otras cosas que pueden ayudarte a acelerar tu paso hacia la consecución de tus objetivos en la vida, es aprender a liderar tu propio carácter. Es la conquista más importante de todas, la que se levanta sobre nosotros mismos.

Para empezar a liderar tu propio sueños, te comparto algunas cualidades del dirigente:

1. Ánimo resuelto.
2. Autocontrol.
3. Agudo sentido de justicia.
4. Exactitud en sus decisiones.
5. Precisión en sus planes.
6. Hábito de dar más de lo que se recibe como pago.
7. Personalidad agradable.
8. Simpatía y comprensión.
9. Dominio del detalle.
10. Buena disposición para asumir toda la responsabilidad.
11. Sentido de cooperación.


¡Adelante! Toma acción ya mismo. Sé consciente de tu entorno, de ti mismo. Enfócate, y busca ayuda de personas, libros o videos que ayuden a cultivar tu mente, tu cuerpo y tu espíritu, y hazlo con toda confianza en tus propias capacidades. Recuerda, no importa lo que sabes, sino lo que haces.

Comparte esta información valiosa con tus amigos emprendedores.

Para tu éxito,
Danay.

Lecciones del millón de dólares